La Regenta

La regenta tiene una ventaja desde el principio: su título. ¿Qué puede ser "la regenta"? ¿Es una reina? ¿Una princesa? ¿Una duquesa? ¿Una emperatriz? Suena a realeza, por lo menos. La verdad es mucho más emocionante que eso; es sólo un ama de casa, aunque una que ejerce un poder increíble sobre su marido y su amante (que no son el uno ni el otro).

A medida que lo leas te encontrarás preguntando "¿cómo una mujer de circunstancias tan humildes se ha vuelto tan poderosa?". Al final obtendrás la respuesta, pero no antes de seguir lo que resulta ser una entretenida y larga historia sobre cómo La Regenta es capaz de ejercer su influencia sobre dos hombres que son engañados repetidamente por sus propias emociones, ¡y esto a pesar de estar casados y tener dos hijos juntos!

La heroína de La regenta es Ana Ozores

La regentaAna Ozores es la heroína de La regenta. Es una mujer atrapada en un matrimonio infeliz con un eclesiástico rico y ambicioso que no se interesa por sus pensamientos o sentimientos. Él la trata como una posesión, no como su pareja en igualdad de condiciones.

Francisco Ozores, el marido de Ana, es el arzobispo de Granada, la segunda ciudad más grande de España, y quiere ascender en la jerarquía eclesiástica convirtiéndose en cardenal. Pero antes necesita el dinero de su mujer: sin él, no conseguirá ser elegido para ningún cargo importante porque no tiene nada más que sus contactos.

No le importa que Ana le desprecie, sino que sigue intentando controlar su vida para que le entregue todo su dinero cuando muera (porque en aquella época las mujeres no podían heredar bienes).

Sinopsis de La regenta

La novela está ambientada en la época de Fernando VII y la invasión francesa de España. El personaje principal es una mujer llamada Doña Ana Ozores, que tiene un fuerte sentimiento de libertad para las mujeres y piensa que deberían tener más derechos.

Vive en Madrid con su padre, Don Eugenio Ozores, que no está de acuerdo con sus opiniones sobre los derechos de las mujeres. Controla todos los aspectos de la vida de su hija: no puede estudiar ni moverse libremente dentro de su casa; debe obedecerle en todo lo que diga o haga; no puede hablar con nadie sin su permiso previo (ni siquiera con los criados); si no obedece estas normas, la amenaza con castigos físicos como los azotes con un cinturón de tiras de cuero llamado "la cinta de castigo".)

Sin embargo, a pesar de vivir bajo estas condiciones opresivas, Doña Ana se las arregla para encontrar la felicidad porque tiene una amiga llamada Consuelo que la ayuda a escapar de la realidad cuando las cosas se ponen demasiado difíciles en casa, escuchando atentamente mientras le da consejos cuando los necesita, especialmente después de un incidente en el que Don Eugenio amenaza a su hija con un severo castigo si la vuelve a pillar hablando sin permiso primero".

Resumen de la regenta

Ana Ozores es hija de una familia acomodada y está casada con don Eugenio de Zúñiga, un eclesiástico adinerado que tiene ambiciones políticas. Viven en una ciudad de provincias en la que Ana apenas tiene contacto con los familiares y amigos de su marido.

La hostilidad de su suegro hacia ella hace que su vida sea aún más desgraciada y anhela escapar de su asfixiante vida familiar. Un día conoce a Pepita Sancho en la iglesia, quien le habla de su propio matrimonio infeliz y le propone huir juntas.

Este plan no se lleva a cabo porque Pepita es incapaz de dejar a sus hijos; en su lugar, le pregunta a Ana si quiere convertirse en adúltera con Raimundo Gavira (Ana se niega).

Raimundo Gavira es un político ambicioso que se enamora de Ana Ozores cuando la ve un día en la iglesia; sin embargo, no puede permitirse el lujo de casarse, por lo que le ofrece sus servicios como secretario hasta que consiga reunir el dinero suficiente para su futuro en común, alegando que esto sería más fácil que esperar a ganar las elecciones al parlamento, lo que les quitaría tiempo a ambos.

Cuando Ana acepta a regañadientes después de algunas discusiones entre ambos, vemos la gran confianza que han construido con el tiempo desde que se conocieron recientemente...

Personajes principales del libro

Ana Ozores es uno de los personajes principales de esta historia. De niña era huérfana y no tenía familia que la cuidara. La única persona que se ocupó de ella fue Sor Marcela, una monja que luego se convirtió en su amiga en el convento donde vivía.

Ana se casó con Don Ignacio cuando aún era muy joven, pero su matrimonio no duró mucho porque él murió poco después de casarse.

Severo Ochoa es otro de los personajes importantes de nuestro libro que tiene muchas responsabilidades que debe cumplir al igual que otras personas importantes de su entorno como su esposa Sor Beatriz, su hijo Doña Justa y su hija Doña Felipa (que también es su sobrina).

Trabajó duro por lo que quería hasta que se hizo lo suficientemente rico como para comprar tierras y construir su propia casa, lo que les dio poder sobre los demás porque pudieron controlar cómo se hacían las cosas en sus tierras, incluyendo los impuestos que pagaban los pobres que vivían cerca de ellos, ¡así que siempre podían conseguir más dinero si lo necesitaban!

Frases celebres

  • "No son los más inteligentes los que envejecen, sino los que son ricos en experiencias".
  • "Hay algunas personas que nacen con una cuchara de plata en la boca".
  • "El hombre nunca está satisfecho con lo que tiene, sino que siempre quiere más de lo que puede obtener".

Curiosidades de la regenta

  • La novela se publicó en 1884, pero la primera edición no se vendió hasta 1886.
  • El autor era una mujer, pero la primera edición se publicó con un seudónimo.
  • La novela fue prohibida por el gobierno español.
  • La novela ha sido traducida al inglés, francés, italiano y ruso.

Conclusión

Este es un libro muy interesante y te sorprenderá con su trama. Al final, hay muchas lecciones que aprender de este libro.

►Te Puede Interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.